Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Palabras del secretario de Desarrollo Social de la CDMX, Alejandro Piña Medina, durante la entrega del Programa "Escucha CDMX", en la Alcaldía de Benito Juárez

Publicado el 18 Octubre 2018
WhatsApp Image 2018-10-18 at 1.35.43 PM.jpeg
18 de octubre de 2018

Muy buenos días a todas, a todos, nos da muchísimo gusto estar esta mañana con ustedes, saludar personalmente a mi querido amigo, el alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada, con quien ya en otras tareas nos ha tocado compartir también visiones, compartir trabajo y hoy es un gusto encontrarlo aquí al frente de esta Alcaldía; seguros estamos de que hará un excelente trabajo, su compromiso, su capacidad siempre la pone al servicio de la gente, fundamentalmente la gente de Benito Juárez, así que le deseamos mucho éxito, seguros estamos de que hará un excelente trabajo.

Saludar también a todos los amigos, amigas que forman parte del presídium, a las funcionarias y funcionarios de la Alcaldía de Benito Juárez, por supuesto del Gobierno de la Ciudad de México, a todas y a todos.

Muy complacidos de estar esta mañana haciendo entrega de un programa de la Secretaría de Desarrollo Social que tiene por objeto entregar aparatos auditivos a personas que padecen disminución auditiva.

Esta situación es más común de lo que pareciera, sobre todo en una gran ciudad, en una gran urbe como ésta donde el ruido es la constante. Muchas veces con el paso de los años vamos perdiendo esa capacidad auditiva, disminuyendo nuestra agudeza auditiva y, en muchas ocasiones, las personas que lo padecen tardan en darse cuenta cuál es el problema, a veces ya estamos en una conversación y pareciera que no estamos entendiendo del todo lo que va dentro de la conversación, pero es por esta situación de la pérdida de la agudeza auditiva.

Muchas veces también dentro del seno de la familia −por pena− no lo decimos y nos lo guardamos y se convierte en una situación que vamos cargando de manera solitaria hasta que es una condición que se vuelve evidente.

Esto lo hemos venido observando a lo largo del tiempo y por supuesto que es una gran necesidad para nuestra población porque, sin duda, el ir perdiendo la capacidad auditiva también nos va excluyendo, nos va aislando del seno de la propia familia, de las relaciones, de amigos, de vecinos y lo que buscamos es volver a reintegrarle sus derechos sociales, que tengan la oportunidad de desarrollarse de manera apropiada dentro de su familia, dentro de su comunidad y, por supuesto, en el resto de sus actividades cotidianas.

El salir a la calle sin tener la agudeza auditiva también nos coloca en riesgo, y esto se da prácticamente en todas las edades, en todos los grupos de edad, pero fundamentalmente a nuestros adultos mayores. Como decimos: todo por servir se va acabando, se va desgastando y la capacidad auditiva sufre esta condición, sobre todo en una ciudad donde el ruido es la constante de nuestro día a día.

En esta ciudad datos de Inegi nos dice que cerca de 60 mil personas en este momento padecen disminución auditiva; el año pasado la Secretaría de Desarrollo Social hizo un esfuerzo importante por otorgar poco más de 10 mil aparatos auditivos, este año se hace un esfuerzo aún mayor y estamos llegando prácticamente a la cifra de 30 mil aparatos auditivos para otorgar en todas las Alcaldías de la Ciudad de México. Con ello podríamos alcanzar prácticamente el 65 por ciento de la población con esta situación y dar un paso importante.

Esperamos que el próximo año este tipo de acciones continúen ¿qué es lo importante? Que son acciones que no sólo forman parte un programa sino que ya forman parte de un cuerpo de Ley que nos garantiza que habrá continuidad en este tipo de acciones; son acciones que cambian la vida, que transforman la vida las personas que lo reciben porque evidentemente el volver a escuchar, el volver a agudizar nuestro sentido auditivo, nos permite tener un mejor desarrollo.

Y de eso se tratan este tipo de programas, de garantizar los derechos de todas las personas, que podamos mejorar nuestra calidad de vida y podamos desarrollarnos en condiciones de bienestar.

Esta es una delegación que tiene una particularidad, una diferencia respecto a otras delegaciones, en esta delegación se concentra una gran parte de su población en la edad adulta mayor, y en ese sentido se hace necesaria la atención especializada, rigurosa y profesional para dar acompañamiento y dar atención al cúmulo de necesidades que tiene esta población, de manera específica.

Es por eso que también en la Secretaría de Desarrollo Social a lo largo de 20 años se ha institucionalizado la política social de la Ciudad de México que atiende a este grupo de edad, a las personas adultas mayores, y que ha buscado cada vez ir mejorando en sus procesos de atención. Si ustedes bien recuerdan, cuándo se inició con la atención a los adultos mayores en primera instancia se pensó en una pensión, lo que conocemos como la Pensión Alimentaria a las Personas Adultos Mayores, este programa que a quienes cumplen 68 años y a partir de esa edad a lo largo de la vida, reciben esta pensión que lo que busca es que ustedes tengan independencia económica, que puedan cubrir sus propias necesidades.

Esto derivado a que en esta ciudad −en el país es una situación más grave− poco más del 50 por ciento de las personas adultas mayores no cuentan con una pensión contributiva producto del trabajo realizado durante los años productivos, los años de más trabajo; y esta situación los colocaba en una enorme desventaja, en una desigualdad desequilibrante y dentro del propio seno de la familia se sufría, se padecía, sobre todo las personas adultas mayores.

Esto llevó a otorgar cierto equilibrio, darles cierta autonomía económica, pero no se quedó sólo en eso; además de la pensión se fueron buscando alternativas que fueran ayudando a mejorar la calidad de vida de todas las personas adultas mayores y que se atendiera su salud, que aprendiera la ocupación del tiempo libre.

En todo este ejercicio todos nuestros compañeros profesionales en la atención de adultos mayores del Instituto del Adulto Mayor de la Ciudad de México, se han venido profesionalizando y han venido progresando, evolucionando junto con el programa haciéndolo cada vez mucho más eficiente, mucho más efectivo y buscando contribuir a que las personas en esta ciudad no solamente vivan más, sino también podamos vivir mejor.

Por eso las visitas que realizan nuestros compañeros a nuestros adultos mayores −en términos geriátricos, gerontológicos− son muy importantes porque eso nos ha permitido detectar cuáles son las necesidades, las condiciones de nuestra población adulta mayor y en ese sentido enfocar de mejor manera la política pública.

Evidentemente también dentro de las alcaldías −como lo acaba de comentar el alcalde, Santiago Taboada− hay un esfuerzo institucional muy importante para atender a este sector; esta delegación también ha sido pionera, también ha sido ejemplo a partir de crear la Universidad para las Personas Adultas Mayores que busca que en esta etapa de la vida podamos tener conocimientos, podamos desarrollar talentos que talvez en otro momento no pudimos hacerlo porque nuestro tiempo era dedicado al trabajo, y en este momento hay esa oportunidad, ese entusiasmo, esas ganas de seguir aprendiendo, de compartir también nuestro aprendizaje.

Este tipo de modelos se convierten en piezas angulares para poder generar bienestar en la población adulta mayor.

Creo que esto es lo que ha permitido que la política social en la ciudad sea vanguardia, no sólo en el país ,sino también a nivel internacional; todo este esfuerzo ha sido reconocido, todo este esfuerzo vale la pena continuarlo y vale la pena también seguir mejorando cada vez más en los procesos de atención, en los procesos de ir abriendo camino, de abrir espacios de oportunidad para las personas adultas mayores, y en ese sentido estamos comprometidos con la Alcaldía de Benito Juárez a seguir colaborando, a seguir coadyuvando con esta Alcaldía, con este gobierno que inicia y que esperamos que llegue a muy buenos resultados, y eso se sienta en la población de Benito Juárez.

Así que un placer estar esta mañana con ustedes. Hoy cada uno de ustedes estará recibiendo un aparato auditivo que esperamos, deseamos que sea un cambio sustantivo en su calidad de vida. Ya están listos los módulos a los costados a donde se los van a entregar ya prácticamente todas las personas que están aquí se han realizado la audiometría, ya los aparatos deben estar listos, ajustados para que una vez que se los se los entreguen puedan colocárselos y se vayan con ellos funcionando y puedan desde ahora tener ese beneficio.

Tenemos además otro tipo de servicios que tiene la Secretaría en los distintos módulos que hemos instalado, así que también los invitamos a que se acerquen, servicios de salud, odontológicos, esperamos que puedan acercarse y cualquier otra duda, cualquier otra necesidad que se tenga o duden en acercarse a nuestros compañeros de chaleco rosa, que son verdaderos profesionales en la atención y que les damos nuestro reconocimiento por su labor diaria, por estar siempre en todas las colonias, en todas la calles atendiendo a nuestra población.

Agradezco su atención, esperamos que esto transforme, toque su vida de manera adecuada, con calidad y que se lleven el cariño de todos los que estamos al frente con todos ustedes.

Gracias, enhorabuena. Que tengan una excelente tarde.