Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Palabras del secretario de Desarrollo Social de la Ciudad de México, Alejandro Piña Medina, en la entrega del Programa Escucha, en la Alcaldía Iztapalapa

Publicado el 17 Octubre 2018
WhatsApp Image 2018-10-17 at 2.17.14 PM.jpeg
17 de octubre de 2018

Muchas gracias. Muy buenas tardes a todas las vecinas y vecinos de Iztapalapa, los saludo con mucho cariño. Por supuesto, también saludamos con afecto, con aprecio a la alcaldesa de este territorio, a mi querida amiga Clara Brugada, a quien le deseamos todo el éxito en su gestión.

Saludamos también a todos los compañeros, compañeras funcionarias del Gobierno de la Ciudad de México y de la Alcaldía de Iztapalapa, a quienes nos acompañan en el presídium. Muy buen día a todos.

Nos da muchísimo gusto estar esta mañana aquí con ustedes para poder hacer entrega de estos aparatos auditivos que corresponden al Programa Escucha CDMX; sin duda, es un programa que año con año se ha venido consolidando en la ciudad, como prácticamente todos los programas que se han creado como parte de la gran política social que ha sido el sello característico de esta Ciudad de México.

Este Programa ya se convirtió en Ley, y eso garantiza que año con año podamos seguir beneficiando a un número de personas que requieren de este tipo de apoyos.

Actualmente en esta ciudad tenemos alrededor de 62 mil personas con disminución auditiva, esto según datos del INEGI; el año pasado la Secretaría de Desarrollo Social –en un esfuerzo importante− entregó 10 mil aparatos auditivos en toda la ciudad, este año estamos haciendo un esfuerzo titánico, este año hemos logrado tener presupuesto para entregar 30 mil aparatos auditivos en la Ciudad.

Con lo que entregamos el año pasado y éste, prácti8camente estaremos entregando y beneficiando al 60 por ciento de las personas que requieren algún aparato auditivo. Sabemos lo importante que es esto, ya lo comentaban; sin duda, la disminución auditiva va afectando en nuestra calidad de vida, va lacerando nuestros derechos sociales y por supuesto afecta la relación que tenemos día a día con nuestros seres queridos y nuestras personas cercanas.

Cuando tenemos disminución auditiva ya no queremos salir a la calle, se vuelve peligroso además; a veces, como ya lo comentaban, por un tema de vergüenza, por no querer dar molestia a la familia −sobre todo nuestros adultos mayores− no les dicen que ya no están escuchando bien.

Yo recuerdo bien un caso cercano, mi propia abuelita, se sentaba a ver la televisión pero ya no escuchaba y solamente se sentaba a observar y a nadie le quería decir que ya no escuchaba hasta que nos dimos cuenta que tenía disminución auditiva y pudimos apoyarle para que pudiera volver a escuchar, disfrutar de conversar, ver una película, escuchar música.

Pero este es el caso de muchas personas en la ciudad y lo que estamos buscando es acercarnos a las personas que más lo necesitan, que más lo requieren para que vuelvan a reintegrarse en el seno de la familia, de la comunidad y que no quedemos aislados, porque esto va generando también exclusión. Es por eso que la Secretaría de Desarrollo Social se ha propuesto generar este tipo de programas para que garanticemos los derechos de todas las personas.

En el caso de las personas adultas mayores, esta delegación es una de las que más personas adultas mayores tiene en toda la ciudad y también, como se dice ‘todo por servir se va gastando’ y pasa también con nuestra capacidad auditiva, sobre todo quienes vivimos en las grandes ciudad, en estas grandes urbes que todos los días el ruido es una constante y eso va afectando nuestra capacidad auditiva. Por eso, es también importante que podamos acercarnos a las personas adultas mayores, detectar este tipo de necesidad y que no vayamos deteriorando nuestra calidad de vida.

En ese sentido, también quiero hacer el reconocimiento a todos nuestros compañeros compañeras promotores de Participación Ciudadana y por supuesto de los especialistas en atención a adultos mayores del Instituto para la Atención al Adulto Mayor, que todos los días recorren nuestras colonias, nuestras calles, casa por casa para generar esta relación de confianza con nuestros vecinos y poder conocer las necesidades de las personas y acercar este tipo de programas que, sin duda, son en gran beneficio para todos ustedes.

No es lo único que hacemos, además de la entrega de aparatos auditivos hay una gran plataforma de programas sociales que atiende a toda la población, hablando específicamente de adultos mayores, seguramente ustedes conocen la Pensión Alimentaria; esta pensión que lleva prácticamente 20 años de haberse creado y durante estos 20 años sólo se ha ido mejorando y se ha ido perfeccionando el esquema y el modelo de atención para todas nuestras personas adultas mayores. En un principio lo que se buscaba con esta pensión era que todas las personas tuvieran una retribución económica que les permitiera independencia económica.

En esta ciudad cerca del 50 por ciento de las personas adultas mayores no reciben una pensión contributiva a partir del trabajo realizado durante sus años de trabajo, sus años productivos; entonces, esto genera un problema de rezago en las personas adultas mayores, que muchas veces quedan al amparo de la propia familia, pero eso también va deteriorando nuestra calidad al no tener esta independencia económica.

Gracias a esta pensión hemos logrado que las personas adultas mayores, por el hecho de vivir en esta ciudad, reciban este apoyo y puedan −por sí mismos− hacerse cargo de sus necesidades, por lo menos las esenciales, como es la alimentación.

Además de ello está todo el Sistema Integral de Alimentación que ha creado la Ciudad de México a través de los Comedores Comunitarios; del Programa de Paquetes Alimentarios, como es Aliméntate; en fin, toda esta gama y toda esta serie de programas que fundamentalmente va a tender a que ninguna persona en esta ciudad se quede atrás, que nadie se quede rezagado y mucho menos que ninguna persona en esta ciudad se quede sin recibir alimentos de calidad suficientes y además saludables.

Estamos buscando erradicar las condiciones de hambre y generar seguridad alimentaria para todos los habitantes de esta ciudad a partir de estos programas que se han generado.

Y así, podemos continuar, tenemos más ayudas técnicas. Además de los aparatos auditivos que se entregan también existe la posibilidad de que a través de la Secretaría de Desarrollo Social se entreguen sillas de ruedas, bastones, andaderas y este tipo de ayudas técnicas que nos facilitan la movilidad, porque estamos claros que para que podamos disfrutar y gozar de todos nuestros derechos debemos poder valernos por nosotros mismo, tener absoluta independencia y para eso son todo este tipo de apoyos que se entregan.

Así que nos da muchísimo gusto que esta mañana ustedes sean derechohabientes de este programa, agradecemos la atención de la alcaldesa de Iztapalapa que nos ha brindado todas las facilidades, hoy entregamos mil aparatos auditivos en Iztapalapa, pero no significa que aquí acabamos, significa que de aquí en adelante vamos a darnos a la tarea de seguir buscando a las personas que más lo necesitan para que puedan volver a contar con la capacidad auditiva lo mejor que se pueda y que esto les permita mejores condiciones de vida.

El día de hoy además tenemos servicios que hemos traído para ustedes, en la parte trasera hay unos camioncitos donde se están haciendo limpiezas dentales para el cuidado de higiene bucal, que también es parte importante de la salud, y que traemos para ustedes de manera gratuita.

El Programa Sistema de Alerta Social, es un programa en donde ustedes se inscriben para que, el día de mañana –esperamos que nunca suceda− alguno de nosotros que llegue a tener alguna emergencia en la calle, a través de esta plaquita que tiene el registro de sus datos, tiene un número, un código, con ese código nosotros podemos revisar su información, podemos ubicar a algún familiar para que en el momento de alguna emergencia podamos contactarlos y dar aviso y además, los cuerpos de emergencia puedan actuar de mejor manera y saber a dónde canalizarlos.

Esta plaquita también es uno de los programas que tiene la Secretaría y el día de hoy las tenemos aquí para todos los que quieran inscribirse.

Acérquense por favor con nuestros compañeros, toda la información que requieran será otorgada y esperamos que sigan disfrutando de esta gran Ciudad, disfrutando de esta gran plataforma de apoyos, de programas, y que esta ciudad siga desarrollándose de buena manera y sobre todo, que nuestras personas gocen de todos los derechos sociales que esta ciudad otorga.

Felicidades, enhorabuena, que esto ayude a mejorar su calidad de vida, gracias todos, que tengan excelente tarde.